viernes, 15 de julio de 2011

Pequeña reseña y hermosas palabras.

De Ana Mª Carrión, amiga y seguidora.


¡Cuántas barbaridades se han cometido en nombre de Dios! Da igual que religión se practique, cualquier rama del cristianismo, el Islam, el judaïsmo. Los más fanáticos han causado y causan mucho dolor. Y en esta historia se refleja muy bien lo que se llega a hacer por una fe mal entendida. Yo también leí un dosier muy completo en una revista de historia sobre la persecución de brujas en Europa y las colonias inglesas en América y el Malleus Maleficarum. Ponía los pelos de punta. Dejando al margen la Historia real, me centro en tu novela. Es cierto que los personajes que la protagonizan son impactantes. Los adoras: Angie, una mujer valiente y con un enorme corazón; Alfred, un caballero de honor que no puede cerrar los ojos ante la injusticia y que ama con pasión; Adán y Louis, igualmente honorables; la familia de Angie, maravillosa...O los odias por sus ambiciones desmesuradas, su hipocresía y su fanatismo: Rudolf, Williams, los hermanos Heinrich y Sprenger... El caso es que ninguno te resulta indiferente. Te juro que al final de la novela, cuando se produce el enfrentamiento entre los caballeros y los habitantes del pueblo, había momentos en los que tenía que dejar de leer y calmarme, porque me ponía de los nervios. Lamenté mucho la muerte de *****. De verdad que has creado una historia maravillosa que merece ser leída y disfrutada.

****

En facebook:

Una historia preciosa, emocionante, con unos personajes principales de los que te enamoras, sobre todo los protagonistas. Engancha y provoca un montón de sentimientos no siempre positivos, por lo que sucede y por como refleja uno de esos momentos de la Historia que nos pone los pelos de punta. Hay que leerla, es un placer.



Gracias,cariño.

2 comentarios:

  1. Felicidades, Ariadna!! Es estupendo leer palabras tan bonitas sobre algo que has creado con tanto cariño y esfuerzo, ¿a que sí? Un beso.

    ResponderEliminar